Ir al contenido principal

Espejismos, por Joaquín Fabrellas. Publicado en Viva Jaén 14/12/ 15.

"Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, una cárcel sin muros en la cual los prisioneros no soñarían en evadirse. Un sistema de esclavitud donde, gracias al sistema de consumo y el entretenimiento, los esclavos tendrían el amor de su servitud".
Aldous Huxley

Que la política se organiza desde la falacia por activa o por pasiva, por pensamiento o por omisión, es un hecho incontestable como el cambio climático que se está instalando en nuestras vidas mientras nuestros líderes asisten a cumbres mundiales en contra del cambio climático mientras por lo bajini acceden a la compra de gas, de petróleo en países con jeque que alimentan guerras territoriales y después se llevan las manos a la cabeza acusando  a ciertos grupos armados hasta los dientes con nuestras armas refulgentes a los que les has dicho lo poco que los aman sus vecinos.
Es más fácil enseñarle la zanahoria a Turquía que sueña con integrarse en una Unión Europea-castillo feudal a cambio de espuertas de dinero para que retengan a los refugiados, quizá dinero de la venta de las armas, sí, esas que nadie dice y nadie señala, pero nuestras armas ayudan a los conflictos más sangrientos, pero los dementes son ellos que no saben lo que quieren, dicen, y dicen, dicen...
Que nuestra Europa, esa Europa cada vez menos nuestra y más de las grandes industrias, esas que Europa se lleva lejos para que en nuestro suelo no contaminen, pero sí lo haga en África, en América o incluso en Oceanía donde nuestro querido aliado, Francia, ensaya en atolones románticos y acaso tropicales su bomba atómica, pero es Francia y la queremos, es nuestra amiga, y se han metido con ella, pero se han metido con ella terroristas que no han nacido ahora en esos países a los que alimentamos con sangre, sino que son de sus barrios más pobres, donde la banlieue se hace inhóspita  y se decora con mezquitas en perspectiva caballera, pero eso no quiere verse, no interesa.
Se nos olvida que ese discurso lo iniciamos nosotros, los que llevamos el progreso, el progreso de defender una democracia pactada con los grandes medios de comunicación que firman la cuota de pecados que deben callar, cómo callarlo y qué chorradas contar, como la hermosa foto del cangurito o del terrible accidente del policía en Estados Unidos, periodismo adyacente que informa a mentes adyacentes.
Pero defendemos la cantinela de vivir en democracia, una democracia que no acepta listas abiertas, que se recuenta con la ley D´Hont, una democracia que amordaza la libertad de información, no la de expresión, esa sí nos permite bajarnos los pantalones en t.v. pero no de informar sobre aspectos capitales, sobre una política que silencia la boca con prebendas, que premia las carreras individuales y la huida en desbandada para mayor gloria que no sabe de compromisos electos en busca de la felicidad congresista.
O esconder los ataques de Francia, nuestra amiga, que bombardea y mata, y Rusia, mientras destruyen hospitales con "malos" y buenos dentro, y niños que no salen en ninguna foto y por eso no existen.
O aquí en España, donde ningún politicucho se atreve a decir si va  apoyar o no de una vez a Francia en sus bombardeos, y se les nota incómodos en la tele, con las camisas demasiado apretadas al cuello pensando en la hipocresía del sí pero no, ya se encargarán los del think tank de la basura de sus partidos en sacarla para que no huela. Cobardes.
Para cuándo una política en contra de la pobreza infantil, para cuándo un pacto por la educación, para cuándo una política seria con los refugiados, para cuándo, pregunta retórica.
Debo ser yo el loco.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las voces indomables Manuel Lombardo Duro

Colección Caja de formas, nº 5. Piedra Papel Libros. Jaén. 2017.


Portada, contraportada y solapas del libro de Manuel Lombardo Duro.
La poesía de Lombardo Duro nace siempre de la paradoja ante la necesidad de expresar el silencio del que surge yel acabamiento del mismo al escribir el poema. Poesía que enfrenta la acción y la inacción, la palabra y el silencio, el lenguaje y el caos en el que se origina la obra de Lombardo. Texto que violenta sus propias bases expresivas, se decanta hacia la pureza sintáctica y hacia un léxico que bordea los límites del conocimiento y el vacío; la poesía como concepto con el que expresar la nada.
El mundo sensible de Lombardo le sirve como correlato a su poesía, su mundo no existe, está en suspenso. El lenguaje lo constata, su texto es el silencio. Bascula entre el latido de la nada y la pulsión de lo dicho. Su discurso es por tanto reflexivo, la reflexión meditativa es la única forma de enfrentarse al poema. Su p…

A las ruinas del Palacio de Jabalquinto en Baeza

Y el viejo sentado a la puerta
en humilde silla de anea,
daba la entrada al palacio
sin palabras vacías, sin anuncios
a los visitantes ausentes,
tan solo su mirada hueca
de quien crecer ha visto en la piedra
el musgo dormido,
y a la ruina del tiempo pronunciar
el olvido, su nombre condenado
de la historia y la fama,
el silencio que alberga aquí su ruido
insondable de tinta,
nadie requiere la ruina o su forma
pobre cuando era solo piedra,
y el zaguán permite ahora el  ensueño
sobre trazos gastados, suave sombra,
duerme adentro la luz cerrada en claustro
de abrojos, nada y polvo:
la heráldica, escudos, escaleras,
oh su cielo, las risas, ¿qué se hicieron?,
¿dónde están las hermosas mujeres,
sus hombres, la clara belleza anónima,
recorriendo estos pasillos?
Ropas caídas en noches de alcoba,
todo ahora es su miseria y gusano,
hueso callado de la traición
del tiempo inefable,
pues su tiempo abre y guarda el espanto.
Donde ayer hubo brillo hoy solo queda
su ceniza creciendo para el cardo.
Ho…

Pliegos del Condestable

Soneto que dirige la hermosa Carmen de Montilla a su anónimo enamorado, en cuitas de amor quejándose del despecho sufrido. Año 1616.

Pues es mi cuerpo ahora carne inerte,
solo sombra, la piel acariciada
de tu mano que prende por la nada
su rastro; la mirada busca verte

de nuevo, donde el lecho no confunde
la noche herida, fue lejano el vuelo
del ave que guardar solía, cielo
que aúna su recuerdo mientras se hunde

en la noche mi cuerpo con su herida,
rescata el dulce llanto, su alta dicha
no predice el destino, usurpa vida

cruel, lágrima cogiste a mi lamento,
vano fue mi dolor, el daño duro,
pues todo acaba en un sutil tormento.