Ir al contenido principal
REÍR

Tu beso en mi beso,
ágil amor, como el viejo
del mar que desespera
la llave confusa con que le oprimen
los brazos interrogantes.
Miel o tabaco, gin o sal,
áspero limón  limpio,
o la última fruta interna
de carne, dentro del jardín cerrado
donde se entra sin renombre
(empresa furtiva:
delicia no quiere pregón).
¿Cuál es el sabor de tu beso?
Y ahora, amor, este beso tuyo
(otra leyenda) se me muda
hasta la raíz de la naturaleza.
Tiembla, me olvida, el dulce
se me escurre anhelante
y una risa, gozo inquieto,
brota profusa y rebrota
y agita sus ramas en mi boca:
fresca amargura del laurel,
verde rumor aéreo.
Déjame reír a mí, amor.
Cuento en todas las partidas
y conozco la ganancia, ¿ y qué haría
con mi juventud?
Es la tuya la que quiero.
Compadecido de sí mismo,
hace feo mudar mi beso.
Muda, que ruedo contigo
y es mío todo lance de tu dado.


Gabriel Ferrater. Las mujeres y los días.

Comentarios

  1. Me gusta mucho este poema.Sin embargo no conocía al autor.Gracias por seguir descubriéndome cosas como esta

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Góngora y el 27.

-->
Luis de Góngora y la influencia en el 27. Joaquín Fabrellas Jiménez
En las Soledades, el protagonista nos presenta un mundo artificial, como decía Salinas, el poeta revive la realidad, dotándola de nuevos matices y significados. En efecto, la obra de Góngora es una tabla, un decorado. Parte del vacío y prolifera en un mundo abigarrado, hacinado. Nadie se sorprende de ver al viajero. Todos los personajes que aparecen en el poema se muestran al náufrago como personajes de tapiz, a punto de ser pintados; lo que ven los ojos del náufrago es lo que escribe Góngora. La obra tiene espíritu discursivo. Y crítico. La obra de Góngora propone un modelo de conducta ante la sociedad. El náufrago, como el propio poeta, ha conocido los secretos de la Corte y la vida en la gran ciudad. Ambos conocen las presiones, los servilismos, las briegas a las que se debían hacer frente para pertenecer a esa oligarquía basada en el nacimiento afortunado y en la manutención y disfrute de ciertas hereda…

Arthur Rimbaud: a contracorriente

José Pastor. Cuaderno de veredas. Piedra Papel Libros. Jaén. 2016.

Segundo trabajo de José Pastor. Tercera entrega de "Caja de formas" de la audaz PiedraPapel.
Conocí a Jose hace algunos lustros, cuando yo comencé a colaborar con ediciones RaRo de Rakel Rodríguez y esa forma punki y kamikaze de hacer poesía y ediciones, sin importar los beneficios, mirando a la cara a los pasmados de la cosa poética y editorial, cuando ellos decían: no van a durar mucho, y ahí está todavía Rakel con innumerables títulos publicados en su Cabo de Gata.
Pero hay que irse un poco más atrás, a cuando  compartimos un fin de semana donde se mezcló lo más underground de la poesía jiennense-granadina y leímos poemas, relatos, y, más importante, acabamos con toda la cerveza de un pueblo hermosísimo, bello Cástaras donde Jose nos acogió en su seno alpujarreño, en su casa pensión  junto a Carlos, el biólogo que nos introdujo en un mundo de pájaros y especies desconocidos para nosotros en aquella juvent…