Ir al contenido principal

Citius, altius, fortius?

Perdónenme en mi insistencia, pero contemplo a diario en mis alumnos el fruto de la desidia institucional por parte de los gobiernos centrales y autonómicos hacia las celebraciones y efemérides, y como en España somos muy dados al exceso, cuando "hay" que celebrar un acto tendemos a destrozar la figura que tuvo la desgracia de morir no sabemos cuántos siglos antes, sin saber tampoco muy bien ni lo que escribió ni lo que dijo o lo que pintó, pongo por caso. Y así nos va, filósofos de la talla de Belén Esteban o el preclaro Jorge Javier Vázquez arrasan, ya no importa tanto en las ventas de libros, sino que se imponen como modelo de comportamiento, modelo de emulación social, los romanos trataban de emular a los mejores en todos los aspectos, la educación, el deporte, la literatura...Tan alejado el modelo actual basado en la televisión y su brazo armado y verdadera piedra de toque de la manipulación social actual, la publicidad y su hermano menor, el cine, y digo menor entendiendo el cine comercial no como una obra artística sino como una extensión del merchandising más cruel y vulgarizador.
Si ya Eco nos avisaba y ponía en la pista, junto a Susan Sontag, sobre los peligros del Kitsch en la sociedad y su forma de moldear y deformar una realidad concreta, ahora el kitsch es un juego de niños, en especial, de niños grandes que han de comportarse como auténticos gilipollas en un puesto de trabajo con mayor o menor responsabilidad.
Esta sociedad corre el riesgo de convertirse en algo que nunca fue, en algo que no formaba parte de su sustrato cultural, esta sociedad se ha globalizado por fuera sin tener en cuenta que por dentro sigue habiendo unas inercias que son las que nos moldeaban; véase el lenguaje sin ir más lejos, jamás ha interesado tanto el inglés como ahora y jamás se le ha tratado tan mal como ahora, partiendo desde unos modelos educativos supuestamente bilingües que poco tienen que ver con el bilingüismo ni con la inmersión que son los dos apoyos naturales que tiene un modelo bilingüe para establecerse, además de tener a un profesorado suficientemente preparado y competente en el idioma que se pretende enseñar. Se maltrata al idioma a diario y en especial desde los medios de comunicación.
De todas formas, qué importa el lenguaje: cuanto menor sea tu lenguaje menor será tu capacidad de comprensión, ergo, tu capacidad de entender el mundo será mucho menor, llámenlo lectura, cultura, conocimiento o como quieran pero nuestros planes de estudios fracasan entre la obligatoriedad y la abundancia de alumnos en nuestras aulas, verdadero problema del sistema educativo español y no debido a  la cantidad de actividades que un docente envía al adolescente. El peligro está en que la madre hace las actividades al niño y por ende no tiene tiempo para desarrollar su trabajo y ayudar a su hijo, efecto: caza al docente, no sabe lo que hace.
Pero quería hablar de la celebración de la muerte de Cervantes, como hago casi todos los años y digo lo mismo: a Cervantes nadie lo va a leer más por celebrar el cuarto centenario de su muerte, va a pasar como cuando se publicó el Quijote, el público lo entendió como un libro humorístico que es como se entienden todas las cosas en España, nos reímos de todo aquello que no comprendemos, el español es así con la risa despectiva en nuestros labios; entonces, ¿de qué sirve que el gobierno no haya celebrado estos cuatrocientos años desde que muriera el complutense, ese que ayudó a formar nuestra historia literaria, cultural y sentimental, ese que combatió en una guerra decisiva para nuestra historia?
¿A quién le interesará su obra?, su legado cultural, esa expresión tan denostada en España, además de ser un señor que escribía libros y lo que es peor, en un castellano anticuado e incomprensible para la mayoría de los españoles que no ha leído el libro y no lo va a  hacer, cada cual, por supuesto es libre, faltaría más, pero hemos caído en las redes del facilismo ideológico: que piensen por mí, lo que es mucho más cómodo para una esclerotizada clase política que prefiere a los indiferentes que lo mismo votan a un partido o se compran un móvil de última generación, porque al fin y al cabo todo es un producto, todo es un enorme bazar.
Sépanlo o bórrenlo de su disco duro, de su más íntima sentimentalidad, el próximo 23 de abril Cervantes morirá una vez más en nuestras manos y en nuestras palabras, quizá ya sea demasiado tarde, compruébenlo ustedes mismos.


Joaquín Fabrellas

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las voces indomables Manuel Lombardo Duro

Colección Caja de formas, nº 5. Piedra Papel Libros. Jaén. 2017.


Portada, contraportada y solapas del libro de Manuel Lombardo Duro.
La poesía de Lombardo Duro nace siempre de la paradoja ante la necesidad de expresar el silencio del que surge yel acabamiento del mismo al escribir el poema. Poesía que enfrenta la acción y la inacción, la palabra y el silencio, el lenguaje y el caos en el que se origina la obra de Lombardo. Texto que violenta sus propias bases expresivas, se decanta hacia la pureza sintáctica y hacia un léxico que bordea los límites del conocimiento y el vacío; la poesía como concepto con el que expresar la nada.
El mundo sensible de Lombardo le sirve como correlato a su poesía, su mundo no existe, está en suspenso. El lenguaje lo constata, su texto es el silencio. Bascula entre el latido de la nada y la pulsión de lo dicho. Su discurso es por tanto reflexivo, la reflexión meditativa es la única forma de enfrentarse al poema. Su p…

Pliegos del Condestable

Soneto que dirige la hermosa Carmen de Montilla a su anónimo enamorado, en cuitas de amor quejándose del despecho sufrido. Año 1616.

Pues es mi cuerpo ahora carne inerte,
solo sombra, la piel acariciada
de tu mano que prende por la nada
su rastro; la mirada busca verte

de nuevo, donde el lecho no confunde
la noche herida, fue lejano el vuelo
del ave que guardar solía, cielo
que aúna su recuerdo mientras se hunde

en la noche mi cuerpo con su herida,
rescata el dulce llanto, su alta dicha
no predice el destino, usurpa vida

cruel, lágrima cogiste a mi lamento,
vano fue mi dolor, el daño duro,
pues todo acaba en un sutil tormento.

A las ruinas del Palacio de Jabalquinto en Baeza

Y el viejo sentado a la puerta
en humilde silla de anea,
daba la entrada al palacio
sin palabras vacías, sin anuncios
a los visitantes ausentes,
tan solo su mirada hueca
de quien crecer ha visto en la piedra
el musgo dormido,
y a la ruina del tiempo pronunciar
el olvido, su nombre condenado
de la historia y la fama,
el silencio que alberga aquí su ruido
insondable de tinta,
nadie requiere la ruina o su forma
pobre cuando era solo piedra,
y el zaguán permite ahora el  ensueño
sobre trazos gastados, suave sombra,
duerme adentro la luz cerrada en claustro
de abrojos, nada y polvo:
la heráldica, escudos, escaleras,
oh su cielo, las risas, ¿qué se hicieron?,
¿dónde están las hermosas mujeres,
sus hombres, la clara belleza anónima,
recorriendo estos pasillos?
Ropas caídas en noches de alcoba,
todo ahora es su miseria y gusano,
hueso callado de la traición
del tiempo inefable,
pues su tiempo abre y guarda el espanto.
Donde ayer hubo brillo hoy solo queda
su ceniza creciendo para el cardo.
Ho…